Ensamblaje de partes.

Ensamblajes, unir y poner juntos, dotar a partes heterogéneas de una articulación imposible. Ensamblajes es el resultado de una investigación artística destinada a trabajar la fuerza cultural de las emociones, los problemas de un mundo frente al cual el artista trata y nunca termina de comprender, de pensar, de articular e imaginar la nueva, y necesaria relación del hombre con una naturaleza desencantad ay en vías de destrucción. Tecnología e hiperrealidad de un capitalismo transnacional, esa “colonización de los estilos de vida”, esa melancólica vuelta a un pasado no provisorio.

El fin del modernismo pone en cuestión las ideas de lo puro, del arte sin contenido y la experimentación como justificación de la obra. Hoy se han convertido en conceptos débiles, e inclusive más bien practicas comprometidas con determinadas fuerzas sociales y culturales. Se trata de una debilidad producto de la crítica a la Razón universal, al binarismo de las oposiciones exclusivas, pero también a la distraída afirmación de la diferencia y su preferencia por lo aleatorio, lo azaroso y lo informe.

Su factura figurativa, hiperreal, más un pop frío y cínico, sus híbridos muestran una preferencia por el acontecimiento y la deconstrucción, lo que constituyen la piedra de toque de las estrategias de su pintura pensada como plena contingencia, inherente al proceso visual contemporáneo, y decididamente inscripto en el verdadero horizonte epocal de lo que nos importa.

Oscar Zalazar

Crítico y curador independiente